26.3.11

Con cara de “te lo dije” y ojos de “lo siento”.

He guardado en frasquitos todas las lágrimas que causaste. Digamos que dediqué mi tiempo a coleccionar lo malo de ti, coleccionarte al fin y al cabo. Estoy segura de que te sentirás muy orgulloso de mí cuando veas todo el daño que has sido capaz de hacer. “Es imposible”, me dirás poniendo una de tus caras que se me atragantan en muecas vacías. Luego empezarás con esa retahíla de palabrería de segunda boca, gastada de llevarla de allí para acá, y tratarás de persuadirme con esos giros equívocos que tan buen resultado te dan. Pero descuida, yo hace mucho que no quiero jugar. No, no te extrañes, lo previsible cansa y de ti ya estoy más que empachada. Ahora la regla que valga no será la de “yo, mi, me, conmigo”, no pongas esa cara, ambos sabemos de qué estoy hablando. Se acabó eso de que todo debe amoldarse a tus planes y lo de hacerse el tonto y poner esa carita de niño bueno que ni siquiera entibia tu corazón de metal. Vamos, quítate la máscara, ¿o tienes miedo de que los demás te vean tal como eres? A mí ya no me vale con haberte conocido, ahora quiero que te conozcas. Os presento: un intento de persona y tú; tú y un intento de persona. Estás bastante conseguido, la verdad. A veces hasta pareces un amigo que se preocupa por algo más que por el centímetro cuadrado de su ombligo. Diste el pego durante un tiempo, pero, al final, el tiempo siempre acaba pegándole a uno. Así que vete acostumbrando al sabor de tus lágrimas porque, mi querido hombre de cartón-piedra, he coleccionado cada una de ellas para este momento.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

precioso, para variar
<=)>

MeryC dijo...

Todo acaba cayendo por su propio peso. Tarde o temprano. Sí señor.


Una bolsita llena de sugus de manzana.

Pauu dijo...

No se cree ni el mismo... Que de lleno está el mundo de gente así...

Un besin!

Wanderer dijo...

Me gusta tu forma de escribir, de desgranar el mundo y volverlo a interpretar en un párrafo.

También me encanta Amèlie, y los amantes del círculo polar, asi que.. creo que me quedaré por aquí!