31.3.11

2x1 en sentimientos

En esto del amor las matemáticas no funcionan. Para empezar 1 y 1 no siempre son 2, está claro que sumar implica ciertos riesgos. El numero 2 es fácilmente divisible, rompible, estrujable y asquerosamente frágil. Mucha gente cree que es el producto de 1x1, pero así a ojo me parece que se equivocan. La fórmula del amor es algo mucho más complicado. Hay que restar cicatrices, sumar detalles y tratar de cambiar de signo las discusiones. Pero sobre todo, hay que saber igualar cualidades, no sea que al cambiar de columna te lleves una (por delante). Por si esto no fuera poco, no se puede olvidar que de pronto la cosa puede tender a menos infinito y que redondear decimales puede llevar a imaginar las cosas al contrario de lo que realmente son. Al despejar yo se obtiene nosotros y dividir siempre da miedo. Como con los números, en el amor se aprende de cada problema. Los límites hacen frontera con la desesperación y de pronto los latidos pueden aumentar exponencialmente. No, definitivamente en el amor hay demasiadas incógnitas incalculables, pero quizás sea ese su pequeño encanto.

4 comentarios:

Crazy little things dijo...

mi parte favorita: definitivamente en el amor hay demasiadas incógnitas incalculables, pero quizás sea ese su pequeño encanto.

Besos!

MeryC dijo...

Sí señor, eso de que no esté todo calculado al detalle es lo que hace del amor algo especial.

(me apunto curiosear los libros que me has recomendado ;) )


Una bolsita llena de sugus de todos los sabores.

Pauu dijo...

*.* La fórmula del amor podría ser... 1 más 1 = 1 ...¿?

Muaksssssss

Duna Loves dijo...

"dividir siempre da miedo"
wow... me encanta,
empiezo a ver las mates de otra manera :)